follow us in feedly

Ayer os contábamos que la Comisión Europea había dado luz verde a la compra de Motorola por parte de Google, un acuerdo por el cual los de Mountain View se hacían con la empresa estadounidense de electrónica y telecomunicaciones por un precio de 12.500 millones de dólares, una suma que les permitirá respirar más tranquilos.

Hoy Google anuncia que de todo el proceso que lleva un acuerdo como este, se ha alcanzado el segundo paso más importante después del de la Comisión Europea, ya que el Departamento de Justicia de EEUU ha aprobado también la compra.

Google presentó Android en 2005, y no fue hasta 2010 que presentó su primer Google phone, el Nexus One. Desde entonces otros dos modelos, el Nexus S y el Galaxy Nexus, han visto la luz con Google como padre, pero en ningún caso fabricado por ellos mismos, ya que del primero se encargó HTC y de los dos segundos Samsung.

Ahora que se va a hacer con Motorola, Google podrá entrar de lleno en el mercado de fabricación de sus propios terminales, siendo exclusivamente ellos los que pongan las condiciones y decidan que características de hardware tendrán. Esto es muy importante, ya que son estas características las que marcarán lo realmente necesario para un Android puntero, debido a que al ser Google el desarrollador del sistema que montan sus terminales y conocer los primeros cómo será, van a poder trabajar mano a mano entre el hardware y el software.

Pero además Google se hace con una serie de patentes de Motorola que le permite luchar con mejores condiciones en la batalla de las patentes, y así defenderse de los ataques de Apple y Microsoft.

Ahora que la Comisión Europea y el Departamento de Justicia han dado su visto bueno, la compra de Motorola por Google ya está prácticamente finalizada.