follow us in feedly

Bienvenidos un domingo más a la sección más desenfadada de la blogosfera. Esa sección en la recapitulamos las cosas más curiosas que se publican a lo largo de la semana en la red. Y tengo que decir que esta semana ha estado difícil la elección porque ha habido recursos para dar y regalar, así que espero que este top3 os guste.

Primero empezaremos hablando de los cajeros del Vaticano, los únicos del mundo que nos “hablan” en latín. Después nos volveremos a meter en el mundo de los robots. Ya sabéis que en lo más raro de la red, lo raro es que no hablemos de algún tipo de robot y en el que concierne a este capítulo tiene el objetivo de ser guía en museos. Por último conoceremos un poquito más de la personalidad de Steve Jobs que al parecer tenía complejo de Willy Wonka.

Capítulo XXVII: los cajeros del Vaticano, robots-guía en museos y Steve Wonka

La semana pasada en lo más raro de la red conocimos una nueva fragancia inspirada en el olor de los equipos de Apple recién salidos de la caja, que no tardarán en poner a la venta una empresa con sede en Australia. También vimos que la nueva tendencia en limusinas es poder hacer deporte, en este caso con unos pedales. Y por último conocimos una variante de las gafas de realidad aumentada de Google.

Y ya no hacemos más larga la espera, así que ¡empezamos!

Los cajeros del Vaticano

En el Vaticano los cajeros que hay son los únicos en el mundo que dan las instrucciones en latín. Os preguntaréis: ¿Esto es útil? Por supuesto que sí. Todo los obispos, curas o el mismo papa manejan el latín tan bien como el “padre nuestro“, así que para ellos es casi su lengua nativa. Además, los turistas que estén estudiando latín pueden practicar gracias a esto. Sea como sea, si yo tuviera que sacar dinero ahí me tocaría cambiar el idioma. :D

Robots-guías en museos

Corea del Sur y Japón son 2 países donde los robots son máquinas avanzadas que desempeñan una función importante en el día a día de las personas, o por lo menos mucho más que en otros países. Prueba de ello es que en el museo de Daegu  (Corea del Sur), acaban de lanzar un programa piloto que consiste en 2 robots guía. Pero esto no es nuevo, ya que anteriormente se desarrolló uno para el Museo de Historia de Seúl, de 120cm de altura, 60kg de peso y capacidad de moverse por si mismo a través de 2 ruedas a una velocidad máxima de 20 metros por segundo.

Su funcionamiento se basa en una cámara, una docena de sensores de ultrasonidos, 12 sensores de presión, un sensor giroscópico y un GPS. La duración de la batería es de 6 horas. Lo que nos falta saber es cómo es la voz, pero me imagino que sea al más puro estilo “loquendo“.

Steve Jobs, alías “Willy Wonka”

Sí sí, como leéis. A través de gizmodo enseñan como en el libro “Insanely Simple: The Obsession That Drives Apple’s Succes“, escrito por el directivo creativo publicitario de Apple, Kean Seagall, se muestra una de tantas ideas peculiares de Jobs que en este caso, no pudo hacer realidad.

Steve Jobs propuso incluir un ticket dorado dentro de un iMac, representando el iMac un millón, para que al afortunado que lo encontrara se le devolviera el importe del equipo y se le invitara a vistar las instalaciones de Apple en California. Vamos, que al más puro estilo Willy Wonka en “Charlie y la Fábrica de Chocolate“.

A la junta directiva no le gustó mucho la idea y la desecharon rápidamente, además que según las leyes de California, los sorteos de este tipo no permiten que se necesite una compra, sino que deben estar abiertos a todo el mundo. De todas formas, ¿os hubierais imaginado a Steve Jobs a las puertas de Apple vestido del mismísimo Willy Wonka esperando vuestra llegada con los brazos abiertos? Y más importante aún, ¿nos enseñaría a los Oompa Loompa? :D