¿Cuántos tipos de anticonceptivos existen? (y VII): Métodos de emergencia.

Llegamos al último capítulo de esta saga sobre los anticonceptivos citando los métodos de emergencia que existen. ¿Os suena esa situación donde alguno de los anticonceptivos falla? (la más típica, rotura de un condón sin ir muy lejos). Pues ahí entran estos métodos, que deben tener un efecto rápido, y por supuesto deben usarse lo más pronto posible para que tengan efecto. Todo esto si no queremos tener sustos en forma de embarazos no deseados, claro.

Anticonceptivo postcoital: Para que nos entendamos, es la conocida “píldora del día después”. Se utiliza en ocasiones donde la mujer ha mantenido relaciones y hay riesgo de embarazo, bien por no haber usado ningún otro método anticonceptivo, o bien porque ese método ha fallado en el momento del coito. Este anticonceptivo funciona hasta 72 horas después de la relación sexual, pero su máxima efectividad es dentro de las primeras 24 horas. Es una única dosis de una sustancia llamada levonorgestrel.

Hay que tener en cuenta que si se producen vómitos las 3 primeras horas, habrá que volver a tomar otra pastilla, que no es 100% efectiva, y que la menstruación debe venir como máximo en las 3 semanas siguientes. Si no se produce la regla, hay que hacer un test de embarazo. Y, cabe recordar, que hay que firmar un consentimiento informado para tomar este anticonceptivo.Este tipo de píldora no es un método abortivo, no nos equivoquemos.

El levonorgestrel, con una eficacia del 95%, lo que hace es actuar antes de la implantación del óvulo, pero no impide que los óvulos previamente fecundados se desarrollen. Además, es una sustancia sin contraindicaciones en la anticoncepción de emergencia, pero hay que tener cuidado en ciertas enfermedades como la enfermedad de Cronh, enfermedades del hígado, vómitos o diarreas o problemas de absorción de glucosa.

Novedades: Como último método en esta serie, os explicaré las novedades sobre anticonceptivos de emergencia. En este caso hablaremos de una sustancia llamada Acetato de Ulipristal, que actúa sobre los receptores de progesterona (es decir, evita que la progesterona funcione en el organismo). Es reversible, y se puede utilizar hasta 5 días después de la relación sexual. Tiene mejores resultados que el método anterior, sobre todo los tres primeros días.

Cabe recordar que no es recomendable la lactancia materna hasta pasadas 36 horas de tomar esta sustancia, y esta contraindicado en enfermedades del hígado o si se toma determinados fármacos (rifampicina, fenobarbital, ranitida, itraconazol…). Además, es más caro que la píldora del día después.

Y así acabamos, estos son todos los métodos anticonceptivos que existen y se usan actualmente, ¿sorprendidos de la cantidad y variedad? Tenemos para elegir, pero aún así siguen produciéndose embarazos no deseados en España… ¿Falta de información? ¿O falta de querer informarse?

 

Te puede interesar
Mostrar comentarios

Warning: getimagesize(): Filename cannot be empty in /home/omicrono/public_html/wp-content/themes/Omicrono_v4/schema.php on line 36