Mosquitos, ¿por qué pican a unas personas y a otras no?

Hoy os descubrimos cuál es el secreto de por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras. Seguro que en casa les ha pasado, siempre hay alguien que se lleva todos los picotazos. A mí siempre me decían “si te pican es porque tienes la sangre dulce” o “es porque han olido tu sangre” pero ¿qué hay de cierto en ese tipo de afirmaciones? ¿Por qué prefieren a unas personas frente a otras?

No vale de nada esconderse bajo las sábanas

Los mosquitos se guían para picarnos por varios aspectos físicos y químicos, como el calor, la humedad o el sudor. Precisamente el contenido bacteriano que provoca el olor del sudor de nuestra piel es la respuesta que andábamos buscando. Pero no depende de la diversidad bacteriana sino de la cantidad. Cuantas más bacterias tengamos, más atractivos somos. Para los mosquitos, claro.

Un grupo de científicos de la Universidad de de Wageningen en Holanda son los que han descubierto esta relación. Hicieron un experimento con mosquitos Anopheles gambiae (en la imagen de portada), una de las especies responsables de la transmisión de la malaria y el dengue. Observaron que las bacterias de los pies producen unos compuestos que atraen a este mosquito. De hecho, es uno de los lugares favoritos para que pique a sus víctimas.

El sudor de cada persona huele más o menos fuerte dependiendo de la flora bacteriana de nuestra piel y es un olor propio y característico de cada persona que nosotros no percibimos. Las antenas de estos mosquitos tienen 74 receptores distintos para el olor y 27 de ellos son exclusivos para la detección de compuestos de nuestro sudor, como el dióxido de carbono, entre otros. Así, las personas con mayor concentración de estos compuestos son los que se llevarán más picotazos de estos molestos insectos. De hecho, como bien digo en el encabezamiento, no vale de nada esconderse bajo las sábanas, no les hace falta vernos. Gracias a sus potentes receptores nos encontrarán por nuestro olor característico.

Este descubrimiento podría tener aplicaciones muy importantes para combatir la malaria o el dengue. Las investigaciones están dirigidas hacia qué bacterias son más o menos atrayentes y actuar desde ahí con repelentes.

 Curiosidades sobre los mosquitos

1. Son sólo las hembras de los mosquitos las que nos pican. De hecho, los mosquitos se alimentan de néctar pero las hembras necesitan la sangre como complemento para que puedan desarrollarse sus huevos.

2. Valga la redundancia ¿por qué pican las picaduras? Cada vez que sufrimos una de sus molestas picaduras nos inyectan saliva en la piel lo que hace que desarrollemos una reacción alérgica que se manifiesta con enrojecimiento de la piel y ¡pobre de ti como te rasques!

3. Los mosquitos son considerados uno de los animales más mortíferos del planeta ya que son portadores de muchas enfermedades que causan cientos de miles de muertes humanas anuales. Ejemplos clásicos con la malaria, el dengue, la fiebre amarilla…

4. ¿Nunca se habían preguntado la posibilidad de que un mosquito pique a un enfermo por VIH y luego nos pique a nosotros y así poder transmitírnoslo? Tranquilos, esa posibilidad no existe ya que el virus del SIDA no sobrevive dentro del cuerpo del mosquito. El virus es digerido junto con la sangre que ha succionado a su víctima.

Como ya aprendimos la semana pasada, no todo van a ser malas noticias para nosotros en referencia a los mosquitos, debemos aprender a utilizarlos en nuestro beneficio para combatir las enfermedades que provocan.

 

Fuente: BBC Mundo 1, BBC Mundo 2, Fayerwayer, PLoS

 

Te puede interesar
Mostrar comentarios