7 consejos para que recuerdes tomar la medicación

El hecho de no tomar la medicación puede suponer a veces grandes consecuencias especialmente si este medicamento trata una enfermedad grave o si estás medicándote para varias cosas a la vez. Aunque muchas otras veces no existen consecuencias inmediatas y puede que ni siquiera te des cuenta de que no te has tomado algún comprimido.

Una de las razones más frecuente de que la gente no tome su medicación se debe a que simplemente se olvidan. Puede ser que en determinado momento no estés seguro de si te has tomado tus pastillas o no, puede que confundas el hecho de pensar en tomarte el medicamento con haberlo hecho… es decir, yo pienso “tengo que tomarme la pastilla” pero no lo hago. Aún así, al más tarde recordar que pensaste esto crees que la has tomado.

Esto nos pasa a todos de vez en cuando, incluso si sólo tomamos un medicamento, así que imagina la frecuencia con la que le puede pasar a gente que se encuentra polimedicada, es decir, toman un montón de medicamentos diferentes.

Por otro lado se encuentran los pacientes con enfermedad mental, quienes a veces sienten que deben ser capaces de” pensar “la manera de salir de sus síntomas, y pueden sentirse” débil “o culpable de ‘confiar’ en un medicamento. Lo que deben entender es que los el objetivo de la medicina a veces no es curarles sino cuidarles.

Por estas razones hoy en Medciencia os damos algunos consejos que podéis poner en práctica para no olvidar tomar vuestros medicamentos (o ayudar a vuestros padres o abuelos a que no los olviden):

1. Usar un pastillero.

Según el Dr. Tuckman “La mejor estrategia y también la más fácil es poner la medicina en un pastillero semanal que tiene un compartimiento para cada día”.

Esto además de recordarte visualmente que tienes que tomar la medicación evita las dosis dobles, según dice el Dr.Hyland quien también sugiere que pongas cualquier medicación, suplemento o vitamina que te haya mandado el doctor en un pastillero.

Esto tiene una desventaja, y es que puede que olvides que llevas un pastillero y a la hora de tomar la medicación no lo mires y olvides igualmente la pastilla. Pero una vez acostumbrado a llevarlo puede resultar realmente útil.

2. Aprovecha la tecnología.

Si por lo general estás conectado a algún dispositivo electrónico, configura alarmas que te recuerden la hora de tomar tu medicación. Por ejemplo, puedes crear alertas de correo electrónico o de texto para indicar que es hora de tomar tu medicamento.

3. Combina la toma de medicación con alguna actividad diaria.

Enlazar el hecho de tomar tu medicación a una actividad diaria regular, como hacer café o lavarte los dientes, funciona mucho mejor que tomarla libremente o junto a actividades que puede que algunos días no hagas.

4. Crea un ritual de cuidado personal.  

Tómate tiempo por la mañana o por la noche para tomar tu medicación mientras se realizas tus tareas de cuidado personal… algo así como ducharse, lavarse la cara, desayunar…y ¡la medicación!

5. Pon una alarma.

Establecer una alarma diaria puede ser útil, especialmente si los requisitos de tiempo para cuando se supone que tienes que tomar la medicación deben ser más estrictos

6. Mantén la medicación a la vista.

Especialmente si estás empezando a tomar dicha medicación, entonces es cuando es más fácil que te olvides. Pero si lo tienes en un lugar donde lo ves de vez en cuando durante el día, será más fácil acordarte de tomarlo.

7. Busque la ayuda de algún ser querido.

A veces ayuda bastante que quienes tienes alrededor sepan qué debes tomar y cuándo. Así será fácil que ellos te puedan recordar cuando tienes que tomarte tu medicación.

Fuente: Psich Central

Te puede interesar