Seguro que casi tod@s, o tod@s, recordáis aquel viejo capítulo de Los Simpsons donde el desaparecido hermano de Homer, Herb, inventa un aparato para descifrar el lenguaje de los bebés y saber que es lo que quieren cuando aún no saben hablar, o cuando lloran. Pues bien, hemos llegado al día donde podremos comprender un poco mejor qué quieren expresar los bebés cuando lloran y, además, lo ha descubierto un grupo de investigadores español.

Como ya imaginaréis, descifrar el motivo por el que un bebé llora puede llegar a ser muy complicado, pues pueden ser muchas cosas, y evidentemente no nos lo pondrán fácil para adivinarlo. Pero puede que estas dificultades hayan llegado a su fin gracias al investigador Mariano Chóliz, investigador de la Universidad de Valencia, y los expertos de la Universidad de Murcia y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

Este grupo de científicos ha descrito las diferencias del llanto gracias a una muestra de 20 bebés de entre 3 y 18 meses, basándose en tres emociones características: miedo, ira y dolor. Además, observaron la precisión de los adultos para reconocer la emoción causante del llanto de los bebés y analizaron la reacción de estos observadores antes del llanto.

Según los resultados, publicados en el Spanish Journal of Psychology, las principales diferencias entre un tipo de llanto y otro está en el movimiento de los ojos y la dinámica del grito de los bebés:

“Cuando los bebés lloran por ira o miedo, mantienen sus ojos abiertos, pero los cierran cuando lloran de dolor”

Por otra parte, según la dinámica del llanto, los gestos y la intensidad de los gritos de los bebés aumentan si dicho bebé está enfadado. El grito es puede ser tan intenso en los casos de dolor como en los de miedo. Eso si, parece ser que los adultos no identificamos correctamente las emociones causantes del llanto, sobre todo en los casos de ira y miedo.

Sin embargo, como explica Chóliz, aunque los adultos no pueden reconocer correctamente la causa, cuando los bebés lloran de dolor producen una reacción afectiva más intensa en estos adultos que si lloran por ira o miedo. Es decir, el dolor es la emoción más facilmente reconocible, y esto para los investigadores podría ser un tipo de reacción adaptativa, ya que el llanto podría ser un tipo de advertencia por parte de los bebés delante de una potencial amenaza, la cual requiere la ayuda de su cuidador (los adultos).

Respecto a las expresiones de la cara de los bebés, cuando se produce el llanto, existe una elevada tensión en la frente, las cejas, los labios y en la apertura de la boca, incluyendo una elevación de las mejillas. Según los investigadores, habría patrones faciales diferentes para cada una de las emociones que hemos citado anteriormente:

  • Para expresar ira, la mayor parte de los bebés mantienen los ojos medio cerrados, la boca abierta o entreabierta y la intensidad de su llanto aumenta de forma progresiva.
  • Para expresar miedo, los ojos de los bebés permanecen abiertos casi todo el tiempo, y a veces los niños tienen una mirada penetrante, moviendo su cabeza hacia atrás. Su grito parece una explosión, después de un aumento gradual de la tensión.
  • Para expresar dolor, los bebés cierran los ojos siempre, y cuando los abren solo es por un momento y con la mirada distante. Además, muestran un elevado nivel de tensión en la zona de los ojos y la frente, y su llanto comienza en una intensidad máxima y justo después del estímulo doloroso.

Como podéis ver, comprender las expresiones de los bebés puede ser un poco complicado, pero poco a poco podemos ir aprendiendo cómo entenderles y poder actuar en consecuencia.

Vía | Spanish Journal of Psychology.

 

Te puede interesar
de 16