Hay veces que te encuentras con estudios científicos extraños, pero el de hoy se lleva la palma, por extraño y a la vez por lo gracioso que resulta pensar que esto se haya estudiado realmente. Según un grupo de científicos británicos, fans de la famosa saga de 14 libros del agente 007, el espía James Bond en la realidad sería un perfecto alcohólico e impotente, al que nadie confiaría desactivar ninguna bomba ni se le vería como el gran ligón que retratan los libros de Ian Fleming.

Según estos investigadores de Derby y Nottingham, en Reino Unido, el famoso espía bebió durante las 14 obras de la saga una media de una botella y media de vino al día. Y si, como podéis imaginar, estos fanáticos de James Bond iban apuntando y registrando libreta en mano cada consumo de alcohol del espía. Impresionante, como poco.

Además, afirman, según los libros el señor Bond habría pasado 36 días en prisión, en un hospital o en un centro de rehabilitación, días en los que no consumió alcohol. Pero fuera de estas excepciones, el agente 007 bebió la ingente cantidad de 1.150 unidades de alcohol en 88 días. Esto serían unas 92 unidades de alcohol semanales, cinco martinis con vodka diarios, equivalente a cuatro veces la cantidad máxima de alcohol recomendada en hombres… ¡Wow!

El estudio, que se ha publicado en la revista British Medical Journal, se queda a gusto concluyendo:

“Si bien tomamos en consideración las presiones sociales para consumir alcohol cuando se trabaja con terroristas internacionales y jugadores de apuestas altas, recomendaríamos que Bond sea referido a más evaluaciones de su ingesta de alcohol”

Por otra parte, Patrick Davies, asesor en cuidados intensivos pediátricos del hospital de Nottingham comenta:

“No querrías que esta persona desactive una bomba nuclear”

“Es una persona muy glamorosa, conquista a todas las mujeres y eso es totalmente incompatible con el estilo de vida de un alcohólico, que es lo que realmente es”

¡Ah! Y no debemos olvidar otras implicaciones para la salud del hecho de consumir tal cantidad de alcohol, como pueden ser los daños en el hígado, la muerte prematura o la temida impotencia.

“Así que es posible que después de todo haya practicado un sexo seguro”

Como anécdotas finales tenemos el episodio de Casino Royale, donde James Bond consumió unas 39 unidades de alcohol y acabo estrellandose durante una persecución que lo mandó al hospital dos semanas. O incluso una borrachera peor, donde llegó a tomar 50 unidades en un solo día en la novela “Desde Rusia con Amor”.

En total, tan solo 13 días de todas las novelas hubo abstinencia del líquido etílico. En definitiva, que la personalidad y profesionalidad del gran Agente 007 no serían compatibles en la realidad con la cantidad ingente de alcohol que se decía que consumía. Pero, eso si, el estudio es curioso como poco, ¿verdad?

Vía | BBC.

Te puede interesar
de 6