La NASA ha confirmado este lunes haber encontrado géiseres en Europa, una de las lunas de Júpiter.

Muchos habían sido los rumores desde que la semana pasada la agencia espacial anunció que en su próxima rueda de prensa haría una afirmación de gran relevancia sobre Europa, en la que ya en 2012 el telescopio Hubble detectó la presencia de plumas de agua; pero aún así la confirmación de que, efectivamente, existen géiseres que manan vapor de agua del interior de esta luna, situada en torno al mayor planeta del Sistema Solar, conlleva una gran noticia para la ciencia.

Y es que ya en 1989 la misión Galileo, bautizada así en honor al descubridor de Europa, anunció la posible presencia de un océano subterráneo, que activó todas las alarmas de los buscadores de vida extraterrestre. Después, la sonda Cassini, que en 2005 consiguió localizar este tipo de plumas de agua en una luna de Saturno, también observó posibles indicios de su existencia en Europa; por lo que la posibilidad de encontrar dicho océano parecía ser más veraz. Y sin duda hoy lo es aún mucho más.

Géiseres en Europa, pero no en el continente

hubble

Desde que en 2012 el Hubble aceptara la posibilidad de plumas de agua que podrían confirmar la presencia de este océano subterráneo, muchas misiones se lanzaron a su búsqueda; pues, como sabéis, aunque no tiene por qué significar nada, la presencia de agua aporta muchos puntos para la supuesta existencia de vida más allá de nuestro planeta.

Y así han pasado cuatro años; hasta que, por fin, los astrónomos responsables de la misión Hubble han analizado nuevas fotos tomadas por el telescopio, confirmando la existencia de estos chorros de agua, que parecen manar del interior del satélite, mostrando que lo que se observó en 2012 no fue una simple casualidad.

Próximos pasos en torno a los géiseres en Europa

geiseres-europa

Aunque ésta es una gran noticia, aún debe confirmarse, para lo que se planea una nueva misión que se desarrollará en 2018, con ayuda del telescopio sucesor del Hubble, el James Webb.

Quizás entonces consigan saber lo que hay debajo de la superficie congelada de Europa, que a pesar de poseer una temperatura de aproximadamente -173ºC, podría tener debajo del hielo un inmenso océano; que, según los investigadores, alcanzaría entre el doble y el triple de la extensión de la suma de todos los océanos terrestres.

Como veis,  aún falta una confirmación de la confirmación, pero aún así supone un dato muy emocionante, que inevitablemente nos lleva a pensar en la existencia de vida en la lejana y helada Europa.

Te puede interesar
de 20