El campo de la reproducción asistida es uno de los que más ha avanzado en los últimos años y gracias a él no sólo consiguen tener hijos los padres estériles, sino que además se facilita la obtención de bebés sanos, cuando con mucha probabilidad hubiesen nacido enfermos.

Este último es precisamente el caso que hoy nos ocupa; pues, gracias a la novedosa técnica de los tres padres genéticos, un equipo de científicos de México ha conseguido que una pareja de padres jordanos, que había sufrido varios abortos con motivo de una enfermedad genética de la madre, pueda ya abrazar a su bebé de cinco meses.

El pequeño ha nacido totalmente sano, sin el más mínimo atisbo de la enfermedad, gracias a una mínima cantidad de ADN de una donante de óvulos sana, dando lugar por lo tanto a un niño que genéticamente tiene dos madres y un padre; aunque una de las madres sólo haya contribuido con el material genético de sus mitocondrias.

¿Para qué sirve la técnica de los tres padres genéticos?

tres padres genéticos

Esta técnica, que fue desarrollada por primera vez en Reino Unido, se usa en casos como el de esta mujer, que estaba afectada por una enfermedad mitocondrial que afecta al sistema nervioso en desarrollo.

Aunque tanto hombres como mujeres tenemos mitocondrias, sólo las mujeres transmitimos el ADN contenido en ellas a la descendencia, por lo que esta enfermedad estaba matando a todos los hijos que el matrimonio engendraba de manera natural.

Por lo tanto, lo idóneo era recurrir a los tres padres genéticos, de modo que se obtuviera un embrión con el material genético del padre y la madre, más una pequeñísima porción proveniente de las mitocondrias de una donante.

¿En qué consiste la técnica de los tres padres genéticos?

fecundacion-in-vitro-6

Para el desarrollo de esta técnica debe extraerse por un lado el esperma del padre y, por otro, los óvulos de la madre y la donante.

A continuación, se introducen espermatozoides paternos en ambos óvulos y, una vez que hayan sido fecundados, se extrae el óvulo del la mezcla de los padres, para pasarlo al óvulo fecundado de la donante, al que previamente se le habrá extraído su propio núcleo, obteniendo el embrión que finalmente se implantará a la madre.

se consigue un embrión que tiene la gran mayoría del material genético procedente de sus padres, mientras que el 0’2% correspondiente al ADN mitocondrial será de la donante.

Se hace así porque el citoplasma (la región de la célula que rodea al núcleo) de la donante contiene sus mitocondrias, de modo que al introducirle el núcleo se consigue un embrión que tiene la gran mayoría del material genético (el contenido en el núcleo) procedente de sus padres, mientras que el 0’2% correspondiente al ADN mitocondrial será de la donante.

No es el primer bebé de tres padres genéticos, pero sí es el primero para el que no se han desechado embriones

bebe-de-adn-de-tres-padres

A nivel ético, esta técnica presenta el inconveniente de tener que desechar uno de los dos embriones que se habían obtenido al fecundar los dos óvulos.

En el caso del que hablamos hoy, ambos miembros de la pareja eran musulmanes y por sus creencias religiosas no estaban de acuerdo con hacer esto, por lo que se ha recurrido a una alternativa muy novedosa, consistente extraer directamente el núcleo del óvulo materno e introducirlo en el de la donante, de modo que sólo será éste el que se fecunde y no habrá necesidad de eliminar nada.

Bueno, en realidad sí que se pierde un óvulo, pero eso no supone nada más allá de lo que experimentamos las mujeres de forma puntual todos los meses.

La ciencia es maravillosa, y si puede ayudar a traer bebés sanos al mundo lo es aún más, ¿verdad?

Te puede interesar
de 20