Durante los últimos 10 años, los astrónomos de la Tierra han detectado diferentes señales de radio procedentes del espacio exterior.

Estas señales de radio, llamadas “explosiones rápidas de radio” (FRB en inglés) apenas duran milisegundos, pero pueden generar tanta energía como 500 millones de soles. Sin embargo, en 2016 se lograron identificar 11 FRB seguidas desde la misma región del Universo, y eso lo cambió todo.

A diario los astrónomos reciben 2.000 señales de radio tipo FRB del espacio exterior, pero su corta duración las hace difíciles de capturar. Ahora, por primera vez, los investigadores han logrado captar el origen de estas ráfagas de señales de radio más allá de la Vía Láctea: Una pequeña galaxia enana.

El origen de las misteriosas señales de radio

galaxia_enana

La primera ráfaga de señales de radio tipo FRB fue descubierta en 2007. Desde entonces, los investigadores han intentado detectar el origen de todas y cada una de estas ráfagas de señales exteriores. El año pasado, 2016, destacó por enviar una ráfaga de hasta 11 explosiones repetidas desde la misma región, lo que supuso un punto de inflexión. Ahora, según publican los investigadores de la Universidad de Cornell en Nature, ya sabemos de dónde vienen algunas de estas señales.

Anteriormente, cada una de estas señales de radio detectadas procedía de un lugar diferente, por lo que pillar ráfagas completas era complicado. En 2016 se detectaron 11 ráfagas del mismo lugar, y precisamente en el mes de diciembre de 2016 se volvieron a detectar 6 ráfagas de señales de radio más, del mismo lugar que el anterior. Se les denominó FRB 121.102.

Ahora, el telescopio Very Large Array (VLA) de Nuevo México ha conseguido identificar, tras seis meses y 83 horas completas de observación, se ha logrado identificar el origen de estas señales de radio en una galaxia enana débil, a más de 3 mil millones de años luz de la Tierra, siendo así la primera vez que se identifica que este fenómeno cosmológico es más común de lo que pensábamos.

Por qué se producen las señales de radio fuera de la Vía Láctea

estrellas_neutrones
Antes del descubrimiento de estas señales de radio tipo FRB repetidas, la hipótesis inicial era que procedían de algún lugar dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, a causa de una colisión cataclísmica entre dos estrellas de neutrones (el proceso por el cual se forma un agujero negro), pero ahora sabemos que su origen está mucho más lejos.
Además, las FRB son increíblemente potentes, y su fuente es continua y persistente desde la misma región.

De momento la hipótesis principal que manejan los investigadores es que la fuente principal de ráfagas de FRB son también jóvenes estrellas de neutrones, las cuales emiten pulsos regulares de radio a medida que giran. O que incluso podrían ser producidas por magnetares (un tipo de estrella de neutrones rodeada por material eyectado de una explosión de una supernova, o rechazado por el pulsar resultante de dicha explosión).

[/quoteLink]

Evidentemente, hay muchas otras hipótesis más, pero haber detectado un posible origen de estas señales de radio es un buen punto de apoyo para continuar con nuestra comprensión acerca de las mismas.

Te puede interesar
de 20